16 julio , 2024

¿Cómo se prepararon hoteles y alojamientos para recibir al turista en Tierra del Fuego?

Con la apertura de la temporada de verano desde este viernes 4, resulta importante conocer de qué modo se adaptaron hoteles y alojamientos para garantizar la medidas de prevención sanitaria al recibir a residentes y turistas nacionales. Además, qué recomendaciones y requisitos deberán cumplir los viajeros.

Desde este viernes, Tierra del Fuego inaugura oficialmente su temporada de verano 2020/2021 en un contexto de pandemia vigente y con expectativas mesuradas respecto al movimiento turístico.

Sin embargo, como en el resto de las provincias, se espera una lenta y progresiva recuperación del sector, por lo que durante los meses de aislamiento se impulsaron protocolos que cada jurisdicción ha ido adaptando de cara al verano.

En particular, los hoteles y alojamientos que funcionan en Tierra del Fuego deben cumplir una serie de especificaciones y estrictos protocolos sanitarios y de seguridad en el nuevo escenario planteado por la pandemia a nivel mundial.

Entre las recomendaciones generales establecidas para los alojamientos fueguinos se pueden citar, por ejemplo:

-Mantener una distancia mínima entre personas de 2 metros como ideal y de 1,5 metros como aceptable. Esta medida aplica tanto para los trabajadores como para el público que asista al establecimiento (clientes, proveedores, etc.).

-Se establece además limitar la densidad de ocupación a 1 persona cada 2,25 metros cuadrados de espacio circulable, para ello se puede utilizar la modalidad de reserva del espacio o de turnos prefijados.

-Proveer soluciones a base de alcohol al 70% en todos los espacios comunes y garantizar la provisión de agua y jabón en sanitarios, asegurando su reposición. -Usar barbijos o cubrebocas.

-No permitir el ingreso al establecimiento a las personas que presenten alguno de los síntomas propios del COVID-19 (temperatura, tos, etc.)

Disposiciones para el personal de alojamientos

De acuerdo al Protocolo Covid-19 publicado por el Instituto Fueguino de Turismo en su página web, hoteles y alojamientos deberán adecuar las tareas fundamentales en base a turnos rotativos de trabajo y disposición de descansos a fin de garantizar el distanciamiento social; desarrollar actividades de identificación de potenciales casos mediante la medición de temperatura corporal, fomentando el autor reporte y la realización de cuestionarios sencillos para la detección de posibles síntomas previo al ingreso al lugar de trabajo.

Asimismo, si se instaura la medición de temperatura al ingreso a la institución, esta debe realizarse empleando termómetros infrarrojos que no impliquen contacto físico directo. La persona encargada de la medición de temperatura debe contar con equipo de protección personal apropiado.

Se establece además la capacitación a los empleados en reconocimiento de síntomas de la enfermedad y de las medidas de prevención del COVID-19 de acuerdo con la información oficial que comunica el Ministerio de Salud de la Nación.

Por otra parte, se sugiere que el empleador, en la medida de lo posible, facilite medios de transporte específicos para su personal. Aquellos trabajadores que se movilicen en medios de transporte públicos, deberán tomar todas las medidas de prevención necesarias.

Reservas, check-in y check-out

El protocolo vigente recomienda a hoteles y alojamientos adelantar por mail u otro medio electrónico la ficha de registro, junto con un cuestionario sobre Covid-19, así como informar a los viajeros las medidas preventivas y que es posible que al momento de hacer su check-in o check-out deba esperar en áreas destinadas para ello. Además, se propone incentivar el uso de medios digitales de pagos.

Sobre el check-in y check-out, se recomienda incorporaren estos procedimientos, en la medida que sea posible, medios digitales como uso de plataformas o aplicaciones que le faciliten al cliente la carga de información personal, reduciendo el contacto directo.

Se debe además señalizar los espacios destinados a la espera de turnos de atención, con la distancia interpersonal mínima y la densidad de ocupación establecida; además de informar si es posible en formato digital, las medidas adoptadas por el establecimiento y los recaudos a tener en cuenta en relación al Covid-19.

El protocolo establece que se debe minimizar la utilización e intercambio de documentos u objetos; así como asegurar la entrega de llaves, tarjetas magnéticas y controles remotos previamente desinfectados.

Por otra parte, se deberá evitar en una primera etapa, el servicio de bell boy y valet parking, que implican manipular pertenencias de los huéspedes, y se deberá ofrecer solamente cuando el pasajero esté imposibilitado de hacerlo por sí mismo. En principio, se debe permitir que cada cliente guarde su propio vehículo.

También se recomienda destinar en la recepción un buzón o urna para el depósito de las llaves o tarjetas magnéticas al finalizar la estadía, para su desinfección previo a su reutilización.

Mobiliario

Se deberá disponer el mobiliario de los distintos espacios comunes del alojamiento, respetando las distancias mínima recomendada entre puestos trabajo, en caso de que no se pueda considerar la instalación de medidas físicas (mamparas, paneles de vidrio) de fácil limpieza, así como indicar la capacidad máxima de personas en las áreas de uso común, según los metros cuadrados del espacio, que permitan cumplir con la distancia social reglamentaria.

En desayunadores y salones comedores la disposición de las mesas debería ser de tal forma que las distancias entre el respaldo de silla a silla, de una mesa a otra sea superior a 1,5 m.

En ascensores se deberá sugerir el uso individual o bien no ocupar más del 30% de la superficie de la cabina, salvo en caso de grupos familiares.

Circulación

El protocolo establece que se debe generar, en la medida de lo posible, un sólo sentido de circulación, disponiendo un área de ingreso y otra de egreso principal y a los distintos sectores del alojamiento, evitando el cruce entre personas y reduciendo la proximidad entre las mismas.

Pide además incorporar señalética para organizar mejor la circulación de personas en general, sugiriendo a los huéspedes evitar circular innecesariamente por las áreas públicas.

En principio se sugiere no permitir el ingreso a la piscina, spa y gimnasio (esto podría variar según la fase de la pandemia).

Desayuno y salón

En este punto, el protocolo señala que se debe brindar los servicios gastronómicos con personal del establecimiento evitando el autoservicio de alimentos por parte de los clientes, por lo que se sugiere ofrecer platos a la carta, en porciones individuales.

Los alojamientos deberán además sugerir el servicio de desayuno en la habitación, ofrecer la modalidad take away y/o disponer cafeteras o pavas eléctricas en las habitaciones, ampliando y flexibilizando el horario de servicio.

Otro punto mencionado en el protocolo sugiere evitar la colocación de manteles, utilizando individuales que deberán ser quitados luego de cada uso para su limpieza y desinfección. En caso de tener que utilizar manteles, cubrirlos con un protector de nylon cristal para facilitar su limpieza o cambiarlos tras la utilización de cada cliente.

Las servilletas del servicio deben ser de papel sin excepción. Los huéspedes deberán arribar al desayunador con barbijo o tapabocas y retirarse el mismo únicamente para consumir alimentos.

No se deberán disponer utensilios en las mesas antes de la llegada de los comensales y se propone presentar la carta en formato digital o plastificada para facilitar su desinfección.

Las bebidas que se ofrezcan deberán estar cerradas en botella o lata, además de que se deben retirar los productos de frigobares en las habitaciones y reemplazar el servicio con una carta plastificada o en código QR, que presente los productos a disposición en la recepción, restaurante o desayunador.

Se pide además implementar una adecuada política de lavado de vajilla.

Cocina

La recomendación establecida en el protocolo Covid-19 pide organizar el personal de cocina en grupos de trabajo o equipos para facilitar la interacción reducida entre personas y el cumplimiento del distanciamiento establecido.

En caso de no ser posible, se deben extremar las medidas de protección sanitaria, limpiando y desinfectando varias veces al día las instalaciones y espacios que se utilizan para preparar/almacenar alimentos.

Se pide también lavar la vajilla con detergente y agua caliente, para luego desinfectarla con alcohol al 70%.

El personal deberá lavarse las manos con agua y jabón o alcohol en gel o alcohol al 70%, al ingresar a la cocina, manipular basura, toser, recibir la mercadería, al limpiar las superficies y utensilios que estén en contacto con los alimentos, al regresar del baño, luego de trabajar con productos diferentes, tocar elementos ajenos a la elaboración o de realizar otras tareas.

Por último, se propone definir y acordar con los proveedores un cronograma de entrega que evite la aglomeramiento de personas y un procedimiento de recepción de mercadería.

Limpieza

En materia de higiene, se deberá limpiar y desinfectar las áreas de atención al público al menos tres veces al día, y de acuerdo a los horarios de ingreso, egreso y las actividades que se realicen, procurando en ese sentido la limpieza y desinfección en manijas de las puertas, las placas de empuje y las barandas, escritorios, mesas, sillas, butacas, cubiertos, utensilios y la cristalería.

En los ingresos al establecimiento se sugiere colocar 2 trapos de piso embebidos en una solución de lavandina diluida en agua (1 en 100); el primero en el exterior de la puerta para que quien ingrese pueda proceder a desinfectar la suela de sus zapatos, y el segundo dentro del establecimiento para proceder a una segunda limpieza.

Estos trapos deberán lavarse cada 8/10 clientes de tránsito o 2 horas (lo que ocurra primero), así como se deberá ventilar de forma diaria y recurrente los espacios comunes y restringir el uso de aquellos espacios que no puedan cumplir con esta medida.

También será obligatorio limpiar y desinfectar las zonas externas; disponer dispensadores de jabón, gel desinfectante, papel descartable- entre otros- en sanitarios y espacios comunes.

Limpieza en habitaciones

Por último, el protocolo sanitario hace mención a la limpieza en las habitaciones, indicando que se deberán proteger colchones con cubre colchón o cubre sommier y las almohadas con fundas protectoras.

De lo contrario, se deberán lavar como procedimiento de lavado estándar o limpiarse en seco.

Una vez realizado el check out, dejar liberada la habitación por el tiempo necesario para asegurar su correcta ventilación, limpieza profunda y desinfección.

Cuando el huésped abandone la habitación definitivamente, quitar todos los elementos de aseo y desecharlos: rollos de papel higiénico, bolsas de residuos, entre otros.

Se pide además almacenar las sábanas y toallas limpias en un armario cerrado y manipular, procesar y transportar por separado de la ropa usada, clasificando la ropa sucia fuera de las habitaciones.

Se deja establecido además que no se deberá sacudir la ropa para lavar, y el personal de limpieza deberá utilizar guantes para la manipulación de la ropa de cama y de aseo personal.

Durante las rutinas de limpieza se deben evitar posibles riesgos de contaminación cruzada entre distintas habitaciones por el uso de los mismos materiales sin su previa desinfección, por lo que se recomienda desinfectar superficies de contacto como picaportes, interruptores, teléfonos, control de televisión o del aire acondicionado, mesas, entre otros.

Recomendaciones y requisitos para los viajeros

Para los viajeros, las recomendaciones son: realizar la reserva con anticipación, completando ficha de registro y cuestionario Covid-19; así como respetar el distanciamiento social según la normativa vigente.

Se recomienda desde luego el uso de barbijos o tapabocaa; respetar la señalética que organiza la circulación de las personas e identifica los diferentes espacios, además de evitar circular innecesariamente por las áreas públicas.

Piden además optar por el servicio de desayuno en la habitación, mencionando además que no se permitirá el ingreso al establecimiento a las personas que cumplan criterios de caso sospechoso vigentes, definidos por el Ministerio de Salud de la Nación.

Por otra parte, en relación a las medidas para el ingreso de turistas, el Instituto Fueguino de Turismo (INFUETUR) estableció que las personas no residentes de Tierra del Fuego que deseen ingresar a la provincia deberán completar el registro Vacacionar Verano en www.argentina.gob.ar/verano para obtener tu certificado (llévalo impreso o descargá la aplicación CUIDAR).

«Si vas a viajar en diciembre, ya podés completar el Certificado Verano con los datos de tu estadía. Para los viajes de enero en adelante, el registro se habilitará, de manera progresiva, con tres semanas de anticipación a tu viaje», señalaron.

Además se deberá acreditar nombre, apellido, D.N.I., teléfono y/o email para contacto y comprobante de reserva del alojamiento turístico habilitado en el destino, los cuales pueden ser consultados en la sección Alojamientos de este sitio; o bien brindar nombre, apellido y domicilio del/los familiar/es y/o residente/s en destino con el que se alojará.

Asimismo, se deberá presentar Garantía de Cobertura Médica mediante alguna de las siguientes opciones:
a) Seguro de Asistencia al Viajero con cobertura de contingencias vinculadas a COVID-19;
b) Obra Social con cobertura de alcance en la Provincia de Tierra del Fuego.

Los viajeros deberán tener en cuenta que el seguro de viaje con cobertura Covid 19 ofrece asistencia medica en destino pero también cobertura relacionada a los gastos de alojamiento y alimentación por prolongación de viaje. En tanto que la obra social con cobertura en el destino, solo le ofrecerá la asistencia médica.

Por último, se deberán cumplir con los controles de documentación y de bioseguridad que aplique cada jurisdicción municipal, en los diferentes destinos turísticos y/o en las rutas o caminos nacionales

Las Más Leídas

Avanza la obra del nuevo edificio anexo del Jardín de Infantes...

17 DE NOVIEMBRE 2022 El gobernador Gustavo Melella recorrió la obra del nuevo edificio anexo del Jardín N°5 “Tol Olejce” en Río Grande, acompañado del jefe...